Breve historia del

timbales

En el siglo XV, muchas organizaciones militares en Europa comenzaron a usar timbales, y para el siglo XVII, los timbales se habían abierto camino en la orquesta. Tradicionalmente, los timbales se hacían de cobre, pero más bien de fibra de vidrio. El cabezal del tambor, normalmente de piel de becerro, ahora suele ser de plástico. Al principio, en la orquesta, sólo se usaban dos timbales, pero ahora el número normal es cuatro.

Los timbales pueden afinarse apretando o aflojando el parche del tambor en varios tonos. Cuanto más apretado está el parche del tambor, más alto es el tono. Esta afinación se realizó inicialmente de forma manual apretando los tornillos de la parte superior del tambor. Esto ha hecho que sea muy difícil volver a afinar los timbales a lo largo de una pieza musical. El músico sólo tocó dos notas por esto, muy parecido a la apertura de la canción de George de la selva. Sin embargo, los timbales modernos tienen un pedal que permite al músico afinar fácilmente los timbales y tocar varios tonos, frecuentemente reajustando muchas veces en una sola pieza musical.

Elegir la mejor opción

timbales

El sonido retumbante distintivo proviene de los tambores llamados timbales, también conocidos como timbales, cuyo nombre proviene de la palabra timpano en Italia, que es también de donde obtenemos la palabra tímpano, o tímpano de oído. Cuando se alcanza por las ondas sonoras, el tímpano es una membrana estirada que vibra. Los timbales tienen una membrana llamada cabeza de un tambor que se extiende sobre un marco, y vibra cuando un palo llamado mazo lo golpea. Eso es lo que hace el maravilloso sonido retumbante que amamos y conocemos

timbales

Hay muchas opciones económicas para empezar si tú o un miembro de tu familia estáis empezando y estáis a la caza del timbal adecuado para principiantes. Como nota al margen, no ignore los mejores teclados para principiantes y niños si no tiene dinero, y consulte nuestra guía de los mejores cursos  en línea para obtener también una excelente enseñanza virtual.

timbales

Curiosidades sobre los timbales

Están entre los instrumentos musicales más grandes, pesados y exigentes del planeta. Tanto en las orquestas clásicas como en los conjuntos de rock ‘n’ roll, tienen un lugar. Son flexibles, y su sonido es enérgico, casi como un trueno.

En cualquier orquesta clásica, los timbales o los tambores son un componente integral. Son grandes tambores semiesféricos que consisten en dos componentes principales: un cuenco y una cabeza o membrana.

Los timbalistas golpean la cabeza con un mazo para crear un sonido. El músico tiene que ajustar la afinación rápidamente para producir el tono requerido, generalmente con el uso de un pedal.

Hay una selección de una quinta perfecta para cada timbal, con una nota inicial dependiendo de su tamaño.

Los timbales son muy difíciles de tocar y no son una opción muy común para los percusionistas jóvenes por esta razón.

El músico es capaz de alterar su tono

Un pedal móvil permite que los timbales modernos se afinen fácilmente.

La dificultad, sin embargo, es afinarlos mientras la orquesta, con su enorme sonido, está tocando. Por dos razones, esta es una tarea difícil: el intérprete debe tener un oído perfecto para sostener su instrumento en clave con el resto del conjunto; para poder escuchar el tono que están tocando, también deben mantener sus oídos muy cerca de los timbales.

Por otro lado, los timbales de cadena no tienen pedales. Una cadena de rodillos controla la tensión de la mandíbula, haciendo el proceso de afinación mucho más difícil.

La falta de intérpretes de timbales cualificados hace que este lugar sea uno de los mejor pagados de toda la industria musical.

Por dos razones claves, hay pocos timbaleros: la complejidad del instrumento y la presión de tener esa posición en una orquesta.

Es difícil tocar los timbales, ya que un intérprete necesita un gran sentido del tiempo y un muy buen oído. De lo contrario, el proceso de afinación puede ser una pesadilla llena de tensión.

Estos tambores suelen ser muy ruidosos y pesados, lo que hace que transportarlos y cargarlos sea muy incómodo.

Son herramientas muy costosas que son

Para conseguir un instrumento adecuado, un timbalista tiene que gastar mucho dinero, y esta es otra explicación que motiva la verdad antes mencionada.

Dependiendo de la marca, el tamaño, el contenido y otros factores similares, los precios difieren.

Una colección decente de timbales, sin embargo, no suele ser barata y puede costar entre 30.000 y 50.000 euros

Son herramientas muy pesadas,

No hay duda: ¡es agotador traer timbales!

pueden medir hasta 140 libras con un solo timbal. Ahora, noten que típicamente vienen en juegos de cinco. ¡Totalmente un desafío!

El timbal más grande del mundo es un antiguo timbal de bronce que fue descubierto en Bali en 1705 y que data del 300 A.C.

Tiene una altura de 73 pulgadas y un diámetro de 63 pulgadas. En Pejeng, cerca del distrito de Ubud, todavía se conserva.

Una leyenda balinesa nos dice que la luna de Pejeng era una de las ruedas del carro que arrastraba la luna hacia el cielo. Para ese trabajo, ¡es ciertamente lo suficientemente grande!

Históricamente, los timbales están hechos de cobre

Aunque ahora pueden venir en fibra de vidrio o aluminio, el cobre es el material tradicional y más poderoso para crear el tazón.

El cobre mantiene el instrumento más fácilmente afinado, evitando los cambios de temperatura.

Las cabezas son de plástico o piel de cabra. Aunque el plástico es más duradero y barato, las tradicionales cabezas de piel de cabra siguen siendo las preferidas por algunos timbaleros por su tono más cálido.

Timpani viene de una palabra en latín,

Tanto en la antigua Grecia como en Roma, el tímpano era una especie de pandereta. Su uso principal, particularmente para el culto de Cibeles o para ritos salvajes dionisíacos, era religioso.

Una conexión cercana a esta herramienta ancestral se destaca por la palabra italiana timpano (la forma singular de los timbales).

Existen varios estilos diferentes de timbales.

Los timbales vienen en diferentes tamaños, con diámetros que van desde los 33 a los 12 pulgadas. Los tambores más grandes producen tonos más bajos, mientras que los tonos más altos son creados por tambores más pequeños.

Para afinar los timbales, también hay dos posibles sistemas mecánicos.

Los más populares son los timbales de pedal, y utilizan un pedal metálico para cambiar el tono.

Una cadena de rodillos que controla las barras de tensión presenta una cadena de timbales, mucho menos común. Al apretar o aflojar la manija vinculada a la cadena de rodillos, el músico puede cambiar la afinación.

Cuando un músico tiene que colocar el tambor detrás de otros instrumentos, sin espacio para alcanzar el pedal, los timbales de cadena pueden ser útiles. También se pueden fabricar para conseguir notas bajas o altas especiales.

Su posición en la música popular

Los timbales terminaron en varios grupos de rock. Se convirtieron en una parte importante del sonido pop-rock de los años 60 y 70, desde los Beatles hasta los Beach Boys, desde Queen hasta Led Zeppelin. También se pueden encontrar, al menos en sus formas de muestreo, en la música electrónica.

Su uso en la música pop ilustra cómo una característica flexible y distintiva en cualquier estilo o género puede ser su sonido retumbante.

También te puede interesar

error: Content is protected !!